• Hatziri Recillas

Registros inherentes a las Organizaciones de la Sociedad Civil

Actualizado: feb 5


Esta entrega sobre el camino a recorrer para ser una organización con autorización como donataria es peculiar pues en si los registros de los que vamos a hablar, Registro Federal de Contribuyentes y Registro Federal de Organizaciones de la Sociedad Civil, son pasos que cualquier organización social, aún cuando no aspire al estatus de donataria, debe dar.

En primer término vamos a abordar la que se traduce como la primera obligación fiscal de una entidad sin fines de lucro. Como cualquier persona moral las Organizaciones de la Sociedad Civil una vez que nacen jurídicamente, es decir una vez que se constituyen, deben inscribirse en el Registro Federal de Contribuyentes. Ante tal acto, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en nombre de la autoridad hacendaria les asigna un régimen fiscal en el que tributarán y en consecuencia las obligaciones fiscales correspondientes.

Al llevar a cabo el proceso de inscripción al Registro Federa de Contribuyentes (RFC) nos vamos a encontrar con algunos detalles que quizá no esperábamos:

  • La actividad a la que se dedica nuestra organización quizá no se encuentra detallada en el catálogo de actividades del SAT; por lo que te recomiendo que partas del rubro y no de la actividad específica. Por rubro tenemos: asistencial, ecológica, cultural, de desarrollo, educativa, becante y entidad donante y científica por mencionar los más usuales.

  • Ahora bien, no te sorprendas cuando al revisar tu acuse de inscripción al RFC tu organización quede inscrita en el Régimen General de Personas Morales y no en el Régimen de Personas Morales Sin Fines de Lucro. Esto se debe a la reforma realizada en 2014 a la Ley del Impuesto Sobre la Renta que específica que las Organizaciones de la Sociedad Civil, para ser consideradas no contribuyentes del Impuesto Sobre la Renta, deben ser donatarias autorizadas. En otras palabras, tu organización cambiará de Régimen Fiscal al obtener la autorización de donataria, si ese es el camino que eligen.

Dicho lo anterior podemos tener mayor claridad a lo que ya en otras entradas del blog habíamos comentado: El marco fiscal vigente para las Organizaciones de la Sociedad Civil está orientado a otorgar los beneficios fiscales de una entidad sin fines de lucro sólo a las organizaciones con autorización de donataria.

En consecuencia nos preguntamos ¿Qué pasa con las organizaciones que no quieren ser donataria autorizada? La respuesta es que estarán a las obligaciones fiscales de una empresa, con la salvedad de que al llevar un buen control de sus ingresos pueden identificar cuales son acumulables y cuales no para el cálculo del Impuesto Sobre la Renta correspondiente. De entrada podemos tener certeza de que los apoyos o estímulos de gobierno, las aportaciones de asociados y los donativos recibidos, aún cuando éstos últimos no serán deducible para el donador, son ingresos no acumulables para los cálculos de Impuesto Sobre la Renta. Los demás ingresos provenientes de terceros, son considerados para el cálculo de dicho impuesto y la propia ley anticipa una exención en el pago del impuesto del 5% del total de los ingresos acumulables.

Dejando de lado el tema fiscal, vamos a enfocarnos en el Registro Federal de Organizaciones de la Sociedad Civil, por el que la entidad obtiene la Clave Única de Inscripción (CLUNI) y que dicho en la Ley de Fomento a las Actividades Realizadas por las Organizaciones de la Sociedad Civil es una obligación la inscripción a dicho registro que entró en vigor en 2004.

El Registro Federal de Organizaciones de la Sociedad Civil es una instancia autorizada por la Ley en cuestión y pretende contribuir al fortalecimiento de las organizaciones, a la visibilización de sus actividades y al fomento de la articulación entre ellas para la conformación de redes, así como crear vínculos que faciliten la interacción y cooperación de las organizaciones entre ellas y entre el gobierno federal.

La inscripción al Registro Federal de OSC otorga a la organización derechos y obligaciones. Las organizaciones inscritas podrán participar en los programas que operan las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal y participar de los espacios y actividades para el fomento a las Organizaciones de la Sociedad Civil, entre ellos postularse para formar parte del Consejo Técnico Consultivo.

El Consejo Técnico Consultivo es un órgano de asesoría y consulta, de carácter honorífico integrados por miembros de la academia, gobierno y representantes de las OSC que tiene a su cargo, entre otras, las siguientes funciones:

  1. Analizar las políticas del Estado mexicano relacionadas con el fomento a las actividades de las OSC

  2. Impulsar la participación ciudadana y de las organizaciones

  3. Coadyuvar en la aplicación de la Ley de Fomento

De las obligaciones que adquiere una Organización de la Sociedad Civil al integrarse al registro Federal de OSC podemos mencionar:

  1. Notificar al Registro Federal de OSC las modificaciones a su acta constitutiva, así como los cambios en sus órganos de gobierno, dirección y representación en un plazo no mayor a cuarenta y cinco días hábiles contados a partir de la modificación respectiva

  2. Presentar a la Comisión de Fomento su informe anual durante el mes de enero de cada año sobre las actividades realizadas y el cumplimiento de sus propósitos, así como el balance de su situación financiera, contable y patrimonial, que reflejen en forma clara su situación y, especialmente, el uso y resultados derivados de los apoyos y estímulos públicos otorgados con fines de fomento, a fin de garantizar la transparencia de sus actividades.

  3. Cuando una organización inicie su proceso de disolución, su representante legal deberá notificar tal circunstancia al Registro

Como podemos observar, el Registro Federal de OSC más que habilitar a una organización para acceder a financiamiento público, le da acceso a un ejercicio de participación social en el que se abren las puestas para la incidencia en política pública con lo que la organización está en posibilidades de incidir de manera normativa en la solución de las problemáticas sociales por las que trabaja día con día.

En resumen podemos decir que ambos registros: el Registro Federal de Contribuyentes y el Registro Federal de Organizaciones de la Sociedad Civil, son medulares para la operación estratégica de un proyecto social en México. El primero al posibilitar a la entidad para la celebración de operaciones económicas y definir sus obligaciones fiscales y el segundo al integrar a la organización en la esfera de la participación social en el marco de las problemáticas sociales atendidas en el sector. En mi recomendación ambos registros deben realizarse a la brevedad una vez este constituida la entidad jurídica.

Ligas de interés sobre los registros:

Registro Federal de Contribuyentes

Registro Federal de Organizaciones de la Sociedad Civil

!Gracias a nuestros aliados de difusión! 📣👍

#Donatariaautorizada #Normatividad #GestiónFinancieradeOSC

115 vistas

CDMX

Michoacán

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle